;

–>

“Expedición Cabo” 

En búsqueda de tiburones toro y otras especies de tiburones de mar abierto.
Nuestro país es un santuario de tiburones a nivel mundial, y a cada día que pasa me gusta mas explorar y conocer a fondo los sitios en donde hay tiburones en México.
En esta ocasión nos juntamos un grupo de amigos con los que comparto el mismo gusto por lo tiburones y decidimos ir a dos lugares, primero a Cabo Pulmo que se encuentra en baja California Sur en el mar de Cortés, en donde fuimos a buscar a los tiburones toro y segundo lugar al mar abierto en Los Cabos con la idea de buscar tiburones pelágicos, todo esto en Baja California Sur.
Nuestro primer destino fue Cabo Pulmo, un pueblito habitado por no más de 350 personas y que cuenta con él mejor área natural subacuática protegida en nuestro país, y es aquí a donde a los tiburones toro les gusta estar por la cantidad de comida que les ofrece el arrecife a parte de ser una zona segura para ellos debido a que esta prohibido su pesca en el área.
Después de pasar la noche bajo un cielo cubierto de estrellas, nos levantamos temprano a hacer el primer buceo, fuimos a un barco llamado “el Vencedor” en donde los tiburones suelen estar, después de pasar un tiempo bajo el agua comenzaron a aparecer los escualos los cuales nos permitieron interactuar con ellos y hacer un excelente buceo, este día hicimos dos buceos más, unos en los jureles y otro nuevamente el barco, buceos lgual de impresionantes que el primero.
  
Al día siguiente regresamos al mismo lugar en busca de los tiburones, este día no vimos tantos como el día anterior pero aun así tuvimos la oportunidad de interactuar con un par de de ellos, lo cual nos recuerdo que bucear con estos animales no es como ir ver peces en el acuario en donde estarán siempre que los queramos ver.
Después de este día nos fuimos a pasar la noche en Cabo San Lucas y prepararnos para ir en búsqueda de tiburones pelágicos. 
  
Este día nos levantamos un poco más temprano que los otros días y comenzamos la larga navegación que nos esperaba, al salir de la Marina de Cabo San Lucas decidimos tomar dirección hacia el Mar de Cortés ya que de el lado del Océano Pacífico había mucho viento, lo que no nos permitiría trabajar bien con los animales, navegamos cerca de dos horas hasta llegar a un bajo llamo “Gorda Banks” en donde encontramos a unos pescadores los que nos advirtieron que tuviéramos ¡cuidado hay muchos tiburones!, este comentario más que asustarnos nos emocionó, nos anclamos y comenzamos a arrojar la carnada esperando a los anfitriones, de pronto apareció un tiburón sedoso, y luego tres, y luego cinco, hasta el punto de tener la lancha rodeada por mas de diez tiburones. 
Entramos al agua para ver cómo se comportaban los tiburones y la corriente me alejo de el barco, de pronto me vi solo y rodeado de más de treinta tiburones que se encontraban totalmente excitados por la cantidad de carnada que vertimos en el agua,  los tiburones comenzaron a golpear mi aletas y mi cámara insistentemente, por lo que decidí nadar hasta la lancha buscando un área segura, una ves en ella procedimos a quitar toda la carnada del agua esperando que los tiburones se calmaran y comenzamos a realizar turnos de cuatro buzos en el agua, teniendo un encuentro espectacular y único. 
Ya para terminar el día tuvimos la oportunidad de nadar con cientos de mantas movulas que se encontraban en la costa. 
Quiero agradecer a Rodrigo Luque, a Eduardo Tovar, Braulio López, Gregory Graham, Pepe Romero, Ernesto Obando y Óscar Ortiz por hacer posible esta gran expedición.
Fotogrfía por Ernesto Obando
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *